Ir al trabajo en bicicleta. Bueno para el trabajador, bueno para la empresa

Ir al trabajo en bicicleta. Un inviable sueño para algunos; sin embargo, posible para otros con ventajas para todos. Es saludable para el que lo practica, es rentable y da buena imagen a la empresa que se implica en fomentar el uso de la bici entre los trabajadores y, además, es un granito más hacia ese objetivo al que muchas ciudades ya aspiran: alcanzar una movilidad urbana sostenible que, por otra parte, es hoy una meta global según el Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial. En lo que a las empresas se refiere, como consultoría en movilidad y seguridad vial de la empresa, Tráfico y Tránsito tiene mucho que aportar.

Semana de la Movilidad seguridad vial para ciclistas

TYT presentó en Recoletos su taller de seguridad vial para ciclistas en la Semana de la Movilidad

En este devenir político en el que estamos inmersos, una de las últimas propuestas que en el terreno de los planes de movilidad se ha escuchado es la de un partido político que propone premiar a los trabajadores ciclistas con incentivos. Vales de comida o el pago del abono del transporte público son algunas de las recompensas que plantea. En otros países como el Reino Unido u Holanda ya se han llevado a cabo iniciativas como esta para potenciar ir al trabajo en bicicleta, incluso permitiendo que se desgraven parte del importe de la bici. Y las empresas han respondido positivamente acogiéndose a los planes propuestos.

Que una empresa apueste por una movilidad sostenible e incluya la bicicleta como transporte alternativo, combinado o no con otros servicios de transporte público, acarrea no solo beneficios medioambientales y saludables para sus empleados y la sociedad, sino que, además, su decisión, redunda en beneficios económicos y de imagen para la propia compañía.

Sin embargo, para que fomentar el uso de la bicicleta como alternativa al vehículo privado sea una decisión que, después, no haya que lamentar, es necesario que detrás exista un buen plan de movilidad que vele por la seguridad vial de los agentes implicados. Trazar rutas seguras al trabajo, formar a los empleados con programas de prevención de riesgos laborales y seguridad vial cuando se va en bici o concienciar a unos y a otros en el respeto mutuo, sea cual sea la forma elegida de transporte, y las ventajas de tomar alternativas al vehículo privado son algunas acciones que deben tenerse en cuenta antes de salir al asfalto.

TYT ayuda a sumar la bici a sus planes de movilidad

Dentro de las actividades que el Ayuntamiento de Madrid programó para la Semana de la Movilidad 2016, Tráfico y Tránsito tuvo la oportunidad de poner en marcha en el paseo de Recoletos un taller formativo en el que los ciclistas eran los protagonistas.

Seguridad vial para ciclistas en la Semana de la Movilidad

Cartel del programa de TYT para la Semana de la Movilidad que tuvo lugar en Madrid

‘En la ciudad… muévete con seguridad’ estuvo dirigido a usuarios de bicicleta y contó con el apoyo de las universidades públicas de Madrid. La Universidad Carlos III de Madrid, la UNED, la Universidad Rey Juan Carlos, la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Politécnica auspiciaron esta jornada teórico-práctica promovida por TYT.

Aprender a respetar y ser respetado, conocer las técnicas de conducción preventiva y los sistemas de seguridad activa y pasiva, la posición en la vía, la señalización correcta o la distancia de seguridad fueron aspectos que los participantes vieron en la teoría y asimilaron en los circuitos de habilidad que la consultora de seguridad vial diseñó para la ocasión.

Pedalear nos hace más productivos

Del mismo modo que TYT se ha implicado con centros formativos en fomentar el uso de la bicicleta entre los estudiantes universitarios, desarrolla programas adaptados a las necesidades y conveniencias de las empresas para que sus empleados apuesten, en la medida de lo posible, por decantarse por la bicicleta para ir al trabajo. Y es que, además de las ventajas que apuntábamos al inicio de este artículo, pedalear nos libra de atascos, reduce los niveles de contaminación, es beneficioso para la salud, por lo que disminuye el número de bajas, y nos predispone a acudir a nuestro puesto con una actitud más positiva, menos tensa y más activa. No lo decimos nosotros, lo apunta la plataforma La sonrisa eléctrica, asociación que promueve el uso de la bici, en un artículo sobre las ventajas de acudir a la oficina o las aulas sobre estas dos ruedas.

¿Tu compañía está interesada en incentivar la utilización de la bicicleta entre los trabajadores? Tráfico y Tránsito ya colabora con empresas en el desarrollo de rutas seguras para que sus empleados accedan en bicicleta al lugar de trabajo, talleres para incentivar el uso de este medio y estudios sobre la viabilidad de esta forma de movilidad. Amplía información. Contacta con TYT.