restaurant-691397_640Seguramente ya tengas fecha para la cena de Navidad del trabajo, esa fecha ansiada por muchos y temida por otros tantos en la que pasaremos un rato agradable en principio con nuestros compañeros de trabajo.

Aunque son en principio, unos momentos de relax y de concordia en el que todos evitan hablar de trabajo, lo cierto es que al final es de lo único que se habla.

En fin, hasta aquí todo normal, pero la agitación de la conversación y los temas de los que se hablan, provocan los diálogos vayan siendo cada vez más fluidos, y que muchas veces pidamos una ayudita al alcohol con la falsa creencia de aclarar algunas ideas, o sencillamente porque nos apetece disfrutar de una ocasión que no se repite el resto del año.

En estas fechas, las ciudades se llenan de grupos de gente de todo tipo, que han cenado o comido bien, y que además han tomado unas copas de más. Pero lógicamente todas esas personas en algún momento tienen que regresar a sus casas.

¿Han previsto antes como lo van a hacer? La respuesta debería ser que SÍ, y si tu empresa tiene un buen Plan de Movilidad, esta situación debería estar resuelta.

Más allá de controles de alcoholemia o multas, planificar la vuelta a casa puede evitar disgustos, algo que nadie quiere sufrir, y menos en estas fiestas.

En estas ocasiones se dan algunas circunstancias, aparte del consumo de alcohol, que pueden agravar el riesgo, como por ejemplo la climatología o el desconocimiento de trayectos, o sencillamente el hecho de que hay personas que únicamente utilizan el coche en circunstancias especiales, y esta es una de ellas.

Existen muchas alternativas, ya conocidas como el transporte público, compartir coche y que uno no beba, no consumir alcohol.., pero todas dependen de cada uno de nosotros.

En estas fechas, extrema la precaución al volante. Tenlo en cuenta y ¡Feliz Navidad!

Foto: Pixabay

TYT LES DESEA FELIZ NAVIDAD peq